Melinda Melinda

Vaya, acabo de ver esta magnífica película de Woody Allen que no había visto y que no tenía ilusión por ver. Trata de la ironía: dependiendo de si eres una persona dramática o cómica ves la misma situación desde puntos totalmente opuestos.
Un grupo de amigos conversan en un restaurante y se proponen una especie de juego: a partir de una historia en común y de situaciones sueltas, uno hace una historia cómica y el otro un verdadero drama. Las historias se entremezclan al contarlas, por lo que hay que estar muy al tanto de ellas.
La moraleja es magistral, como en todas las obras de este maravilloso director, guionista, actor y ARTISTA en definitiva como es Allen.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s