NO FIRMES UNA C…

NO FIRMES UNA CARTA CUANDO ESTÉS CONTENTO NI DISCUTAS CUANDO ESTÁS ENFADADO.

Las palabras duelen.

Sí, así es. Hay personas que hablan sin pensar en cómo puede repercutir lo que digan (entre las que me incluyo).

El problema recae cuando ya no es un chiste que sale mal, un cambio de palabras que provocan risa o un halago mal estructurado. El problema es cuando el comentario se hace con la intención de herir o de hacer chantaje emocional. Y apostaría a que todos hemos sufrido eso y nos duele, pero ¿nos hemos parado a pensar en cuando lo hacemos nosotros? Comentarios llenos de ira dirigidos al que menos se lo merece.

Es algo digno de pensar. Y lo lamentable es que una disculpa no es suficiente, porque se ha dicho sin pensar en la otra persona y el dolor que eso puede causar. Es como meter un tajo a alguien con un machete en un momento de excitación agresiva y luego disculparse… “Tio, que estaba cabreado y se me ha escapao”.Aún no se ha inventado una cirugía estética para las heridas sentimentales, lo siento.

Y todo esto se puede derivar a las discusiones, los correos electrónicos, las cartas… Incluso los whatsapp -con la ventaja que estos 3 últimos se pueden rehacer y las palabras no. Aún así, mucha gente no lo rehace y “se queda a gusto”- .

En fin, tened en cuenta que lo que digais en un momento de ira puede repercutir negativamente en las personas y que la paciencia no es eterna, así que no tireis mucho de la cuerda, no vaya a ser que os mancheis de barro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s