Allen Stewart Konigsberg

¿A alguien le gusta Woody? A mi me encanta.
Nunca me había llamado la atención, hasta que , un dia, aburrida en mi casa, me dió por ver Annie Hall. Nunca había visto una película así. Simplemente narraba una historia de amor, una historia que no cuajó. A mi las películas sin argumento no me gustan, pero esta tenía un argumento, oculto y sencillo, pero lo tenía: su vida cambió desde que conoció a esa mujer. Tanto me impactó esa moraleja, que me picó la curiosidad. Vi esa película montones de veces antes de poder ver otra del mismo director y guionista.
Sus películas tienen multitud de matices que no gustan a todos, pero que tienen su encanto. Un humor a veces tan sutil que no se nota, pero que otras veces es de 1º de primaria; alusiones a cosas consideradas tabúes; el amor como tema principal y atemporal; el sexo como un mero entretenimiento… Son detalles siempre presentes en las películas, guiones, relatos y todo lo que crea Allen.
Esta tarde, por ejemplo, vi una película llamada Sombras y Niebla. Hace poco me compré el libro Cuentos sin plumas, de Allen también, en el que se juntan distintos relatos del actor. Bien, pues la película es una mezcla entre el relato llamado Muerte y ciertas anécdotas que suceden en la película. La película me ha resultado muy entrañable, con muchos actores famosos y realmente "educativa" con sus frases, una de las cuales me ha gustado muchísimo: El único amor que perdura es el amor no correspondido.
Sinceramente, pienso que Woody Allen es uno de los mejores directores/guionistas que existen en la tierra, siendo también un gracioso actor (aunque siempre haga de lo mismo) y repita alguno de sus temas. De todos modos, merece la pena ver sus películas. Siempre habrá alguna que nos guste más que otra.
Y si alguien se resiste a ver una peli de Allen, es porque teme conocerse a si mismo.
(A mi parecer)

La Rosa Púrpura del Cairo

Maravillosa película, digna de un genio, como es Allen.
Una joven cinéfila llamada Cecilia queda prendada de una película que emiten en su cine habitual. En esa película, llamada "La Rosa Púrpura del Cairo", aparece un atractivo actor que la enamora. El personaje se enamora de ella también y atraviesa los límites de la realidad para estar con su amor. Todo va bien hasta que aparece el actor que le da vida al personaje y hace que Cecilia también se enamore de él.
Una fantástica película, muy original, que hace que cualquiera se ponga en la piel de la dulce joven.
Como todas las películas de Woody Allen, para mi tienen como una moraleja. En esta película, tal vez pueda ser que a veces lo que de verdad queremos no es lo más común y a veces, por elegir lo que "se debería", acabamos tomando el camino erróneo. Tal vez esté en lo cierto, tal vez me equivoque, pero a mi me transmite esto mismo.