Freddie Mercury

Hace ya 19 años. Yo era una criaja sin personalidad, sumisa y tranquila. Entonces, recuerdo, me senté a ver la televisión con mi madre. Es uno de los pocos recuerdos que conservo de mi más tierna infancia. Una gala estaba siendo emitida en Telemadrid, más o menos por estas fechas, una gala benéfica que pedía dinero para alguna asociación contra el SIDA. La presentaba Javier Gurruchaga, lo recuerdo perfectamente, y su mascota era “Condín”.

Farookh Bulsara

19 años de tu muerte

Tendria ahora 64 años. Sudafricano de nacimiento, Inglés de corazón. Farookh Bulsara, el nombre real del archiconocido Freddie Mercury, voz principal del grupo de rock Queen, fue un artista cariñoso, íntimo, natural, orgulloso de su familia, activo, sensible… Mucha gente le pone etiquetas tales como “marica” o “afeminado”, pero cuando escuchan sus canciones olvidan todos estos perjuicios para asentir y admitir que tiene una gran voz.
Cada vez que lo pienso me resulta más y más curioso. He escuchado su voz durante toda mi vida consciente. Supe que eran canciones de Queen a los 13 años, las que escuchaba desde pequeña, en mi adolescencia y ahora en mi madurez. Y pienso en ese momento en el que vi la televisión y pensé “¿Qué habrá pasado?”. Ya se lo que ha pasado, pero lo curioso es que fué una cosa que me llamó mucho la antención y se me quedaría grabado durante mucho tiempo. Y la razón de esagala fue la muerte de Freddie Mercury, a los 45 años, por una bronco-neumonía provocada por el virus del SIDA. Ídolo de masas, gran cantante, excéntrico artista, innovador, amante de su familia… Como bien dice la canción “Sólo los buenos mueren jóvenes”.