Ginebra y Montreux, Suiza.

Inesperadamente, emprendimos un viaje relámpago en busca de la estatua en memoria de Freddie Mercury; y en su camino, me encontré con uno de los lugares más preciosos que he visto nunca: Montreux.

DSC00231

Ginebra te prepara para lo que de verdad impresiona, ya que es una ciudad como cualquiera, con edificios bajos y un gran lago en torno el cual se erige la ciudad.

Montreux, en cambio, es un pequeño pueblo al que se llega desde tren, pero que esa hora y media vale la pena esperar, ya que allí se encuenta la estatua que tanto ansiabamos encontrar.

DSC00413

Y tras un leve desconcierto, nos encontramos con Freddie, con el que estuvimos prácticamente un da entero, admirando el paisaje que él mismo veía hace 18 años antes. Pasamos frio, calor, sol, incluso nos llovió un poco, pero todo valió la pena con tl de ver ese paisaje y disfrutar de una de las visitas que todo fan de Queen debe realizar.

 

Anuncios

Felices 62, Freddie.

Hoy, 5 de septiembre de 2008, sería el 62 cumpleaños de Freddie Mercury. Para mi, él no ha muerto. Sigue vivo en cada disco que escucho, en cada canción, en cada texto, en cada pensamiento.
Hoy leía el libro de su vida y hay varios pasajes que me han impresionado bastante. Aquí los cito:
Capítulo 18. STAYING POWER
"Pase lo que pase, seguiremos adelante hasta que uno de nosotros caiga muerto, o lo que sea, y entonces se buscará un sustituto. Creo que, si de repente me fuera del grupo, tendrían el impulso de sustituirme. ¡Aunque no es fácil sustiturime!, ¿verdad?"
¡Por supuesto que no es fácil sustituirle! Es más, me atrevería a decir que es imposible. Con los acontecimientos que ahora se están sucediendo, veo que Brian y Roger sí piensan así… Una verdadera pena y, por qué no decirlo, pérdida de tiempo. ¡Freddie es insustituible!
Capítulo 20. PASEANDO CON EL DESTINO
"Rezo para no contraer nunca el sida. Tengo muchos amigos que lo tienen. Algunos han muerto, otros no vivirán mucho tiempo más. Me aterra pensar que yo pueda ser el siguiente."
Da pena darse cuenta de un error cuando es irreversible y ya lo hemos cometido. Da mucha pena que una persona así, única, querida por tanta gente, tenga que desaparecer del modo que más miedo le producía. Una verdadera lástima no tenerle con nosotros…
"Me encanta el hecho de hacer feliz a la gente, de la manera que sea. Incluso si sólo se trata de media hora en sus vidas, si puedo hacer que se sientan afortunados o hacer que se sientan bien, o hacer que sonría una cara amargada, eso para mí ya merece la pena."

Pues puedes estar tranquilo, porque es eso mismo lo que nos haces sentir, Freddie.