Los Regalos

Hace un par de años escribí algo parecido y ayer alguien me lo recordó. ¿Qué opinais?
 
No me gusta que la gente se vea en la obligación de comprar algo por un cumpleaños. No es que no me gusten los regalos, pero si eso se convierte en una obligación, mejor no hacerlos. No se, no me gusta obligar a nadie a hacer algo que no quiere y por eso cuando veo a alguien que no sabe qué comprar pues me entristece, ya que se supone que es un detalle porque te importa esa persona y nada más y eso se puede hacer cualquier dia del año.
 
Por ejemplo, 2 situaciones a elegir:

  • Una persona tiene un cumpleaños cerca. Mira en los escaparates y se agobia porque no sabe qué comprar. Al final elige lo primero que pilla para quedar bien. Total, si no le gusta, lo puede descambiar.
  • La misma persona va tranquilamente por un centro comercial. De repente, se fija en algo en un escaparate y le viene a la cabeza un amigo/familiar suyo. Lo compra y se lo da sin motivo ninguno.

A mi gusto, es un detalle más bonito el segundo, pero mucha gente sólo da valor a las cosas materiales.
Considero el cumpleaños como una excusa para regalar algo, para acordarte de alguien. Pero es más bonito acordarse de alguien un dia cualquiera y regalar algo porque de verdad te apetezca.

Regalos… ¿de verdad?

¿Qué es un regalo? Yo siempre he pensado que un regalo es algo que alguien te da a cambio de nada y por ninguna razón especial, simplemente, porque le apetece. Pero en el caso de los cumpleaños, navidades, etc. es distinto. Hay gente que espera especialmente estas fechas por tener una razón por la que hacerte un regalo. Hay otras que lo hacen “por obligación”. Éstas últimas son las peores, ya que en realidad no piensan en lo que te están regalando, sino en que se tienen que “quitar el muerto” de encima y darte lo primero que pillen… Eso NO es un regalo.
Si no pensais lo mismo que yo, pensad en esto, enfocándolo más al tema de dinero: ¿qué os gustaría más: un marco de fotos (coste: 3€) de alguien que sabe que acabas de venir de tu viaje de Londres; o aquella colonia Carolina Herrera (coste: 90€) de alguien que no sabe que no te gusta ponerte colonia? No se, son detallitos que todos tendríamos que tener presentes.
Apuntaos unos consejitos para estas fiestas, ahora que se acercan los reyes:
  1. Observad a la persona, que ropa usa, si se pone colonia, qué hace en su tiempo libre.
  2. Tomaos vuestro tiempo para pensar el regalo. No os vayais a lo primero que pilleis, puede salir mal.
  3. No os paseis en el precio. Tened en cuenta que, probablemente, no será su único regalo, así que no intenteis retar a nadie intentando ganar el premio al “regalo más caro”.
  4. Si teneis que hacer más de un regalo, no os gasteis en uno mucho dinero y en otro poco. Eso no representa el valor que le deis a la persona, pero se puede interpretar mal.
  5. Si un regalo no os gusta, decidlo. Si el regalo está hecho de corazón, con tal que lo useis, a la persona que os lo regaló no le importará cambiarlo.
  6. No os quedeis con un regalo que no os gusta. Eso simboliza apariencia y solo eso. Es preferible devolverlo que no quedárselo, decir palabras por lo bajini y no volver a tocarlo en años. Eso si, SIEMPRE CON TACTO (sin gritar, con buenas palabras, etc). ¡Pensad que puede que os lo vuelvan a regalar!
  7. Disfrutad de la gente más que de los regalos. Vale más la ilusión del que te hace el regalo que el mismo objeto en sí.

¡FELICES FIESTAS A TODOS!