Buenas

Hola.

Si has llegado a este blog es que te has equivocado. Si no es el caso, bienvenido:)

En el caso que quieras ver algo de lo que se cuece por aquí, adelante. En la fila de arriba tienes las categorías en las que he escrito, una nube de tags y hasta un espacio para buscar a ver si tengo lo que necesitas.

Espero que al menos, te entretenga un poco.

No quería escribir esto hasta diciembre…

En serio, no quería escribir un post así hasta diciembre, para expresar toda mi tristeza y rabia al ver los artistas que se están yendo este año, me gusten o no. Y es que hoy se va Prince. Y no, no era mi favorito, pero siempre es duro despedir a un ídolo, un icono, un artista que todo el mundo conoce.

Porque, en cierta manera, la sensación que tenemos al ver estas cosas es de que nuestros conocimientos, recuerdos, vida, se nos van poco a poco, sin que nos demos cuenta. Los que fueron modelos a seguir, a admirar, desaparecen en un santiamén sin que nosotros podamos hacer nada para evitarlo.

Es una basura, es una mierda, pero así es la vida.

Como dijo Alvy Singer (Woody Allen), “Pues básicamente así es como me parece la vida,llena de soledad,miseria,sufrimiento,tristeza y sin embargo se acaba demasiado deprisa.”

 

P.D.: A todos nos ocurre esto, no debemos agobiarnos por ello. Y como ejemplo, cuando John Lennon fue asesinado, Freddie Mercury escribió una canción cuya parte de la letra es: “Life is real, life is real, life is a bitch” – (Life is real, Queen), lo que todos pensamos, vaya.

 

Por la acera señora… ¡Señoraaa! :/

Y casi la atropello.

¿De dónde viene esa manía de caminar por la calzada teniendo acera de sobra? Como cuando alguien cruza la calle a ritmo lentito -sin paso de cebra ni nada-, y encima te echan una mirada amenazante como diciendo “si, atropéllame, que la culpa va a ser tuya”.

Y luego están los casos de las personas que cruzan arriesgando su vida teniendo un paso de cebra o un semáforo a menos de 10 metros. Porque ir para volver es una tontería, ¿no? Sólo arriesgas tu vida, ¡qué más da!

La razón de hacer estas cosas, es la falsa sensación de que ahorramos tiempo. Por ejemplo: si queremos cruzar, nos sentimos más aliviados cuanto más cerca estamos de la otra acera; si queremos caminar por la acera, vamos más tranquilos sin nadie que nos pueda molestar cuando es una acera estrecha; lo de los que cruzan sin mirar y sin que les importe un carajo, no puedo explicarlo, pero imagino que por cultura social, saben que no vas a ir a atropellarles a propósito (locos hay en todas partes, cuidao).

En fin, que para todo hay una explicación, por pequeña y cutre que sea. Y cuidado con los peatones kamikazes.